La personalidad Codependiente

La personalidad codependienteLa personalidad Codependiente

El problema con la conducta codependiente es que muchos no se dan cuenta que están incluso participando en ella. Sin embargo, esta condición es mucho más común de lo que muchos creen. ¿Usted cree que puede tener una personalidad codependiente? Aquí hay algunos signos que puede tener en cuenta por si necesita ayuda.

 

 

Hay dos tipos de trastornos de la personalidad codependiente. La primera se caracteriza por la incesante necesidad de complacer a los demás. El segundo es la necesidad de controlar a los demás. Si bien puede sonar diferente, la intención de los dos es la misma: los que tienen una personalidad codependiente desean influir sobre los demás por sus acciones.

En el caso de la personalidad codependiente pasiva, él o ella, desea complacer a los demás hasta el punto donde hasta poner en riesgo su salud, su bienestar mental, las finanzas y su dignidad. Alguno de los comportamientos mas comunes incluyen prodigar a los demás con regalos, dejándose utilizar por otros, y por que no realizando favores no deseados.

Los que sufren de este tipo de personalidad codependiente sienten que deben validar su existencia a través de la felicidad de los demás. Toda su existencia se define por lo que otros piensan de ellos. Si caen mal a alguien, de alguna manera, ellos creen que es completamente su culpa y que es una persona horrible a causa de ello. Como resultado, muchos de los que sufren esta mentalidad tienen la autoestima muy baja, padecen ansiedad, depresión, y el resentimiento.

Los que sufren, desde el punto de control de una personalidad codependiente, cree que han crecido tan bien resolviendo previsiblemente las necesidades de otros, que piensan que saben lo que es mejor para todos. Esto significa que cuando su consejo o demandas son ignorados, rechazados, o cuestionados, se sienten heridos, confundidos, y hasta enojados. En los casos graves, los que controlan a otros en su codependencia puede incluso dictar lo que su pareja gaste, lo que los alimentos que come, y a quienes o no él o ella debe visitar.

Si no se trata, la personalidad codependiente, con el tiempo se hace más y más perjudicial. Muchos de los que sufren de codependencia se encuentran girando a otras adicciones, como por ejemplo automedicarse contra el dolor. Otras posibles adicciones nocivas pueden ser el uso de Internet, videojuegos, juegos de azar, el gasto de dinero, de trabajo, o hacer demasiado ejercicio. Sin embargo, cuanto más intente ignorar el dolor con estas actividades, peor se están haciendo.

¿Le suena familiar? Si es así, usted no debe preocuparse. Hay un montón de organizaciones que se dedican a tratar diversos aspectos de la personalidad codependiente. Con el tiempo, paciencia y trabajo duro, usted puede aprender a través de un consejero, la terapia de grupo.

----------

 
-----
Propiedad intelectual - derechos de autor; Javier Arzuaga Aviso legal 
 
Si es de su interés en publicar este Articulo y compartirlo  en su Faceboook , Twitter , etc , Blogger , Tiene permiso, siempre que ponga siempre el Titulo del articulo y el enlace del Articulo, URL , Muchas Gracias por su colaboración
 
----

 La personalidad Codependiente en irun hondarribia guipuzcoa

Aviso Legal - LOPD

  Inscrita en el Registro Foral de Servicios Sociales de la Diputación de Gipuzkoa E20 000382 0000

Diseño web by Optimiza